CESM estrena etapa exigiendo uniformidad salarial y laboral

insisten en que haya una negociación específica
Además de reivindicar la necesidad de un órgano específico de negociación para los médicos, la nueva junta directiva de CESM ha iniciado la nueva etapa que se inaugura tras su decisivo congreso nacional con una defensa de la homologación salarial, laboral y de carrera en el SNS.En la hoja de ruta trazada por CESM para los próximos cuatro años durante el XI Congreso Nacional celebrado en Murcia figuran con letras de oro las constantes defendidas en los últimos meses por la central en pro de la uniformidad de condiciones salariales, laborales y de carrera profesional en el SNS, junto a la denuncia de la “manifiesta decadencia” de las relaciones laborales en el SNS y su “progresivo desgajamiento” en 18 servicios de salud satélites.
El recién estrenado vicesecretario de CESM, Tomás Toranzo, ha sugerido que el sindicato se convierta en la “sociedad científica de las relaciones laborales”, y ha abogado por un modelo de relación con el SNS “que reconozca las características distintivas del médico perdidas en 2003”. Toranzo defiende un nuevo modelo salarial “fuera de la servidumbre de la guardia y que no obligue a vivir en el hospital para ganar un poco más”. Además del reconocimiento de las peculiaridades del médico, la nueva relación laboral tendría que preservar la relación médico-enfermo y la independencia profesional; basarse en el conocimiento, la competencia y la responsabilidad profesional; permitir el desarrollo y la responsabilidad profesional, y garantizar la conciliación familiar, profesional y social.
Lorenzo Arracó, nuevo secretario de Finanzas del sindicato, ha hablado de “un SNS troceado artificialmente”, y ha dicho que CESM ha ido funcionado como espejo de las administraciones: “Las autonomías difieren en estructuras, normas y desarrollos funcionales, y nosotros nos miramos el ombligo porque al final nos debemos a nuestros afiliados locales”.
En la misma línea de homogeneidad  de trato se pronuncia Cándido Andión, de CESM-Galicia, al abogar  por una visión única y homologable de carrera a nivel estatal. Ha defendido bases salariales comunes, que incluyan a propietarios de plaza, interinos y MIR, y que sean compatibles con la productividad variable y una revalorización anual.
Oscilaciones retributivas
Vicente Matas, coordinador del Centro de Estudios de CESM-Granada, también  aboga por una reforma del salario médico “para compensar los 10 ó 12 años de formación, las exigencias de jornada y dedicación, la triple responsabilidad (penal, civil y ética) y la formación continuada”. Como sus colegas de la directiva nacional de CESM, Matas critica que existan 18 modelos retributivos en el Sistema Nacional de Salud, sólo parecidos en salario base y trienios, y con  grandes oscilaciones en la aplicación del complemento de productividad, de las retribuciones complementarias y de la carrera.
“Lo peor es que sólo se puede cotizar entre 35 y 37 años para llegar al total de la base reguladora de la pensión, y que el médico jubilado cobra 246 euros menos de los que ha pagado mensualmente”, concluye Matas.

Deja un comentario

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. VER
Privacidad