Los médicos de hospital deciden hoy cómo ampliar su jornada

Se reúnen esta tarde en Badajoz para debatir la ampliación de horario, el recorte en las guardias y determinar actuaciones
Están hartos, cansados de llegar a sus hospitales y de que los gerentes les den malas noticias. Ocurre de la noche a la mañana, a salto de mata, sin negociación ni previo aviso y de esa manera se encuentran con novedades como la que sorprendió el lunes a los cardiólogos del área de salud de Coria-Cáceres, a los que les supriman las guardias diarias y les obligan a acudir los días pares para atender casos de medicina interna, mientras que los impares serán los neumólogos los que se tendrán que encargar de desempeñar esa tarea.
No es el único recorte con el que se han encontrado en los últimos días los médicos de los hospitales extremeños. Hay residentes a los que también se les han eliminado las guardias especializadas y si tienen que atender urgencias, se les obliga a hacerlo por la noche en algunos centros sanitarios.
Una situación en cualquiera de los casos asfixiante, que los afectados no están dispuestos a aguantar más. Por eso muchos acudirán esta tarde a la asamblea convocada en el colegio de médicos de Badajoz con el propósito de determinar cómo actuar frente a la política de recortes que la Junta de Extremadura está aplicando de manera unilateral, sin previa negociación.
«La estrategia que están adoptando es la de ir dosificando los recortes para que no saltemos todos de golpe», señalaba ayer Tomás Pérez, secretario de Comexap (Consejo Médico de Atención Primaria de Extremadura).
Los sanitarios critican además que las medidas se están aplicando en plenas vacaciones de verano, con buena parte del personal fuera de sus puestos de trabajo, lo que dificulta la puesta en común y la toma de decisiones.
Al personal hospitalario la modificación que la Junta ha hecho del decreto estatal de ampliación de jornada laboral le afecta igual que al de Atención Primaria en materia de horario. En algunos casos, como el hospital de Mérida, se ha decidido ampliar la jornada en media hora en lugar de trabajar mañana y tarde dos o tres miércoles de cada mes, tal y como se ha hecho en buena parte de los centros de salud extremeños.
Les afecta también la reorganización de las guardias que se les detraen del salario y tienen claro que no están dispuestos a aguantar más medidas de este calado que repercuten sobre la calidad asistencial y sobre su bolsillo.
«Curiosamente se está produciendo un movimiento asambleario que hace tiempo que no se producía, por la incompetencia de la gerencia del Servicio Extremeño de Salud», apunta Fernando Pérez, de Simex (Sindicato Independiente de Médicos de Extremadura).
Ciertamente los médicos están moviéndose al unísono y la asamblea convocada para esta noche en Badajoz es una muestra más de ello. El colegio de Cáceres, por su parte, tiene convocada para el lunes una reunión con los coordinadores de Atención Primaria para ver cómo actúan frente a una instrucción que confían en que se anule.
«Esperamos que se modifique la orden como ha dicho el consejero de Salud y que se abra el diálogo con los profesionales al que también ha hecho referencia», indicó el presidente de los médicos cacereños, Carlos Arjona.

Deja un comentario

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. VER
Privacidad